sábado, 6 de octubre de 2012

Capítulo 15. Por ella.

Supe que todo había acabado cuando oí el portazo a mi espalda. Hasta que Leire no cruzó el umbral de la casa de Sara tenía la ligera esperanza de que se diese cuenta de su error y se girase en el último momento en busca de un beso... pero esto es la realidad. Aquí no existen las reconciliaciones a última hora en un aeropuerto o las persecuciones de taxis por abarrotadas calles para perseguir al amor de tu vida. No. Esto era la pura realidad, esto es la puta realidad.

Me levanté después de unos segundos en los que mi mente se quedó en blanco, cogí la guitarra y sin saber muy bien, me acerqué a la puerta. Mi mano se dirigía al timbre aún sabiendo la hora que era. Pero, ¿qué demonios pensaba hacer? De repente oí algo y me esforcé por escuchar. Un sollozo. Leire lloraba al otro lado de la puerta. Me pasé la mano por la cara. ¿Por qué demonios lo había hecho si después se sentía tan mal? Eché mi pelo hacia atrás y rocé la puerta, pensando que acariciaba su espalda para calmarla, pensando que yo estaba al otro lado para poder consolarla. Para decirle que todo estaría bien.

Pero eso sería una mentira, una de las grandes.

Recordé mi lema en ese justo instante, algo que siempre le decía a mi madre: “Se han dado demasiadas coincidencias en mi vida para no poder ser feliz”. Los sollozos de Leire continuaban, aunque cada vez eran más silenciados. Seguramente se cubría la cara con sus manos.

No llores por favor, pensé, no me lo hagas más difícil...no me rompas en pedazos.
Acaricié por última vez la puerta deseando poder trasmitirle mis palabras, el eco de mis pensamientos o al menos, recordar el cosquilleo que me transmitía su piel desnuda cuando me rozaba.

Dejé caer mi mano y me giré colocándome la guitarra. Empecé a andar pensando que lo mejor que podía hacer era dejarla allí. A lo mejor si recapacitaba...

Moví los labios tarareando una canción, intenté recordar la letra y cuando lo hice no pude otra cosa que sonreír, malditas coincidencias de la vida.

-Happiness will find me.-susurré a la noche. No lograba recordar el ritmo el resto de la letra, pero después de varios segundos la estaba cantando sin darme cuenta- I will break these chains that bind me, -romperé las cadenas que me atan- happiness will find me -la felicidad me encontrará- leave the past behind me, -dejando el pasado atrás- today my life begins, -hoy empieza mi vida- a whole new world is waiting it's mine for the taking,-un mundo entero está esperando, es mío para cogerlo- I know I can make it, -sé que lo puedo hacer- today my life begins.

Estuve tentado de sacar la guitarra y seguir cantando en la calle, pero por suerte, pronto me di cuenta de lo absurda que era la idea. Meneé la cabeza despejando mis incoherentes ideas. Me estaba volviendo loco... Leire me estaba volviendo loco. Suspiré esparciendo el vaho de mi aliento a la noche.

Pronto llegué a mi silenciosa casa. Opté por no hacer ningún ruido previendo que mi madre ya estaba dormida. Subí las escaleras, entré en mi habitación y dejé la guitarra con su funda en el suelo. Di un golpe en la mesa, y temí haber despertado a mi madre. Me tiré del pelo y tomé una loca decisión. Salí de casa, pero no fui lejos, allí mismo, en el jardín cogí aire...y empecé a gritar. Desconocía la razón, pero me ayudaba, me liberaba un poco. ¿Por qué estaba tan mal? ¿Por qué empezaba todo a verlo gris? Volví a coger aire y, esta vez, el rugido desgarró mi garganta mientras me doblaba para coger más fuerzas. Me dolía la garganta del grito, y mi abdomen sufría de soltar tanto aire, pero yo mantenía mi cuello en tensión, hasta que un pinchazo atacó a mis cuerdas vocales y empecé a toser. Me llevé las manos al cuello mientras me ponía de cuclillas sobre el césped. El silencio volvió mientra el eco de mis gritos se callaba, pero no duró mucho, pronto un perro empezó a ladrar y después otro se le unió. Cerré los ojos y tragué saliva para suavizar mi garganta. Rocé mis manos contra el césped y cerré fuertemente los ojos mirando al cielo.

¿Todo esto era por ella? ¿En serio? ¿Toda esta locura? ¿Todo este dolor? ¿Toda esta agonía era porque ella había acabado con todo eso?

Bajé la cabeza, respiré, me levanté, entré en mi casa y subí a mi habitación.
Como si no hubiese pasado nada... cuando en realidad ha pasado todo.

Cogí el iPod y los auriculares y me los puse en los oídos buscando esa canción que antes cantaba, Today My Life Begins de Bruno Mars. La única diferencia era que mi vida co comenzaba hoy, sino que notaba que terminó hace unos minutos.

¿En serio que era por ella? No me lo creía. ¿Por qué me siento así? ¿La quería?
No, no era eso. ¿Entonces por qué?

Pero la pregunta volvió a mi cabeza: ¿La quería?
No, me repetí.

Pero durante esa noche, estuve dándole vueltas a la pregunta cuando estaba despierto, y eso fue la mayor parte.



Cuando la canción de mi móvil llevaba 10 segundos fui consciente de que no era la misma música que la de mi despertador. Alguien me estaba llamando.

-¿Sí?-dije con voz ronca. Entrecerré los ojos hasta que recordé a qué se debía mi dolor de garganta.

-¿Qué diablos te pasa en la voz? ¡Tengo que contarte muchas cosas!-me gritó la entusiasta 
voz de Nicolás.

-¿Ya has terminado el partido?-murmuré rascándome la cabeza intentando olvidar mi impulso de ayer por gritarle a la noche hasta quedarme ronco.

-No, estoy en el descanso. ¡Ven y hablamos!-resoplé, pero quisiese o no, era mi mejor amigo y tenía algo que contarme y parecía suficiente importante como para no decírmelo después de terminar el partido.

-Allí estaré.-contesté mientras me incorporaba.

-Tengo que salir al campo. Como no estés aquí en cinco minutos animándome con pompones voy a tu casa y te traigo a rastras.

-¿Dónde demonios voy a conseguir unos pompones ahora?-dije sonriendo.

-¡Tú te las apañas! ¡Adiós!

Resoplé cuando me colgó y fui a ducharme.
15 minutos después llegaba al campo en el que Nicolás solía jugar al fútbol. Él, como siempre, estaba dando su 100% corriendo hacia mitad del campo, yo me desvié un poco y fui a sentarme en las pequeñas gradas metálicas que estaban casi vacías. Divisé de pronto a un chico conocido, sabía que era amigo de Nicolás pero nunca había hablado con él.

Me senté a su lado.

-Hola-saludé.

Pero él no dijo nada. Ni movió su cabellera rubia, ni me miró con sus ojos marrones. Nada. Me encogí de hombros sin darle importancia. Pero... era amigo de Nicolás, tenía que ser buena persona. A lo mejor no me había oído.

-Eres amigo de Nicolás-le dije forzando una sonrisa- ¿Cómo te llamas?

Él no me respondió al momento pero al menos se giró para mirarme.

-No confío en la gente a la que no puedo mirar a los ojos.-contestó con voz grave.

-No me voy a quitar las gafas.-le respondí frunciendo el ceño ante su comportamiento.

-Daniel.

-¿Qué?-dije más sorprendido que nunca.

-Me llamo Daniel.-repitió.

Daniel... había un Daniel al que yo odiaba, ¿por qué?
Pronto mi prodigiosa memoria encontró la razón.


“-Más te vale no hacerla llorar.-me dijo Sara- Más te vale no dejarla destrozada y que me quede yo recomponiendo sus trocitos. Como seas tan capullo como Daniel... iré a tu casa y te rajaré vivo”.


Negué con la cabeza en silencio, no podía ser tanta coincidencia. Aunque la verdad es que este Daniel me estaba demostrando ser un capullo... Necesitaba hacerle una pregunta más.

-Cono...-carraspeé ante mi dolorida voz- ¿Conoces a una chica que se llama Leire?

Él me miró extrañado.

-¿Alta, siempre sonriente y con una gran melena castaña?-asentí.-De hecho... sí, la conozco. ¿De qué la conoces tú?

El árbitro pitó el final del partido, pero sólo podía pensar una cosa. Es él. Es él el chico que le jodió la vida a Leire. Es él el chaval que hizo llorar a Leire. Es él la causa de que Leire quiera ser sólo mi amiga.

¿Y si realmente la quería? Ahora no me parecía una locura.

-Tengo algo de parte de ella.-le dije mirando sin mirar el campo de fútbol mientras cerraba mi mano en un puño.

-¿El qué?-preguntó.

-Ésto.-contesté.

Con todas mis fuerzas le di un puñetazo en la cara. Daniel ni lo vio, de tal velocidad que le di al movimiento. Algo crujió bajo mi mano pero no me importaba. No me importaba, no sabía si había crujido su mandíbula, su nariz o mi mano. 

Sólo notaba que se sentía bien, porque lo hacía por ella.

Por ella.

28 comentarios:

  1. dios... nose que decir...
    parece mi vida
    solo que en vez de ponerme a gritar me puse a llorar mientras brillaba la luna mientras intentaba esbozar una sonrisa ,y yo me puse a cantar, era lo mejor que podía hacer para calmar mi llanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que cantar es lo mejor. Espero que no tengas más momentos como ese.
      Eres el mejor, no lo olvides :)

      Eliminar
  2. Ay por favor!! Cada día me enamora más yo no sé hasta donde va a llegar esto...El momento Leire y él cada uno a un lado de la puerta ha sido...asdfghjkl Los necesito juntos, y necesito aun Lucas en mi vida. En serio increíble! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy no sabes cuanto te quiero solo por estos comentarios!!!
      Eres la mejor comentando para hacerme sentir que vale la pena lo que hago, lo que escribo!!
      Eres amor!! Muchísimas gracias por todo, en serio! :D
      Un KISS FM!!

      Eliminar
  3. Ohhh, empecé a leer tu novela anoche y ya me he enganchadooo...quiero leer el siguiente capítulo YAA!!! jeje ME ENCAAANTA;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wooooow!!! Me encanta!! Gracias muchas gracias por leerme!! Cómo acabaste aquí? Si quieres puedo avisarte por twitter de los capítulos!!
      Muchísimas gracias de verdad por leerlo, y por comentarme!! ^^
      Besos!!

      Eliminar
    2. jiji pues me entere por un tweet...y empecé a leer y me encantooooo!!!! Bien, cuando subas nuevos capítulos me avisas y así sigo leyendo. Gracias a ti;)

      Eliminar
    3. te aviso... pero cómo es tu twitter?? jajaja

      Eliminar
    4. Me estas siguienda jeje...es @Elsiki_

      Eliminar
    5. ah vale!! pero no lo sabía!! :D

      Eliminar
  4. OOOOOOOOMGGG, Siguente tía. Lo necesito. ^^ xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Weeeeeeee!! jajaja
      Pues esta semana no podrá se, pero espero que para la próxima poder escribir dos capítulos seguidos :D
      Muchas gracias por seguir leyendo!!

      Eliminar
  5. BIEN HECHO LUCAS, AHORA DALE MAS, Y MAS FUERTE!!!!!!!!!!!!!!!! AJAJAJAJJAJAJ No, que su mano se hace pupa y no mola JAJAJAJAJAJAJOcdew.
    En fin,e ste capitulo me encanta, estoy deseando que Nicolás le diga a Lucas que pasó la noche anterior... y me pregunto porqué serán amigos Daniel y Nicolás... ¿Y si Daniel quiere joderle mas la vida a Leire? PPfffff no sé, estoy deseando el siguiente :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja me encantaaaa tu reacción jajaja
      Hay una cosa que creo que no he dejado claro porque todo el mundo se confunde con eso: ÉSE NO ES EL DANIEL QUE JODIÓ A LEIRE, ÉSE ES EL DANIEL QUE CONOCIÓ LEIRE EL OTRO DÍA, EL QUE ERA AMIGO DE NICOLÁS Y ESTEBAN.
      ¿Os acordáis? Qué decía: "¿Daniel? Sí, se llama así. Pero no era mi Daniel. No era el Daniel que yo conocía" o algo así xdd
      Parezco muy borde con las mayúsculas u.u^no era mi intención xd pero es que no lo he escrito bien...

      Eliminar
    2. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH Pues me he hecho la picha un lío entonces, bué, si no es ese Daniel, Lucas la ha cagado un poco pegandole, ¿no? ajskhdasljdhajd A todo esto, aún quiero saber porque "los Dragones" (creo que era asi como los llamó Lucas, no?) le pegaron... Hmmmmmmm me encanta el misterio. Y borde para nada amore :)

      Eliminar
    3. jajajjaa sí creo que lo lié demasiado xd y no lo escribí del todo bien
      Pues lo de los también tiene su cosa... ya saldrá... jejeje

      Eliminar
  6. PD. Estoy deseando el siguiente, sé que no subirás pronto, pero estoy deseándolo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja muchísimas gracias por comentar!! En serio muchísimas gracias por todo!!
      Besitos!!
      P.D: esta semana no podré pero para la próximo espero escribir dos.
      ^^ Graciaaas de nuevo!!

      Eliminar
  7. oh dios mio... Me acabo de leer todos los capítulos porque no podía parar. Es genial tu forma de describir todos los momentos, te sientes como que estas allí y te esta pasando a ti. Dedícate a esto!
    Haz el favor de juntarles otra vez, eran perfectos...
    Si no te importa avísame por twitter soy @evaplancho
    Un besito!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O.O Weeeeeeeeeeeeee!! jajaja muchísimas gracias :D
      NO te preocupes, te avisaré!!
      MUCHAS GRACIAS DE NUEVO ^^

      Eliminar
  8. Hoy es el santo de lucas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anillo y su capacidad para desilusionarme jajaja

      Eliminar
  9. Jajajajajjaja no paro de reir, en serio que Lucas es un amor me lo quiero comer, estoy re enmorada de él, ayyyy me lo imagino tan pero tan guapo y sexi q ahhhhh me pone la piel de gallina, y ese puñetazo q le mando al otro jajajajjajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no paras de reír? jajaja por el puñetazo o por los pompones?
      jajaja a mi también me trae loquita Lucas (L) ainnsss! jajaja
      Graciaaas! Un kiss Fm!

      Eliminar
  10. Joe las cosas se empiezan a liar cada vez mas...estoy enganchadisima!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESTO ES COMO LA DROGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA jajajaja
      espero que nadie vaya a rehabilitación eh ¬¬ que os pego ¬¬
      Me encanta que hayas comentado tanto!! sigue así, eh?
      Besitoooos!!

      Eliminar
    2. jajaja ya mismo si que tengo yo cita con el medico, como no subas pronto!! Jajaja y es que tengo que felicitarte porque nos dejas a todas con ganas de mas que ya lo he recomendado y mis amigas estan peor que yo y asi como no te voy a comentar!!!jajaja
      Un beso:)

      Eliminar
    3. JAJAJAJA en serio??? pues diles a tus amigas que comenten y que hagan acto de presencia para avisarlas cada vez que suba ^^
      muchichichichichichísimas gracias por recomendarla :D eres un Sol!

      Eliminar